Análisis

Crash Bandicoot

Crash Bandicoot Nitro Kart 3D
Crash Bandicoot Nitro Kart 3D

Crash Bandicoot es un juego de carreras de coches de estilo arcade, es decir, de esos en los que hay que ir recogiendo power ups, y vas disparando a los demás contrincantes a la vez que sorteas diferentes obstáculos.

Por supuesto, los controles del juego están pensados para el iPhone, pero con una particularidad muy diferente para ser un juego de carreras: no hay acelerador. Tu coche está acelerado todo el rato, por así decirlo. Esto hace que te puedas concentrar más en coger bien las curvas, basculando el iPhone hacia los lados.

Tiene más controles, se puede saltar, tocando la pantalla en los lados de la parte superior, y si dejamos pulsado el dedo ahí, nuestro coche derrapa en las curvas. Además tiene freno y marcha atrás tocando en la parte central inferior de la pantalla, pero no es algo que vayas a hacer con frecuencia, se trata de ir lo más rápido posible, lógicamente.

En cuanto a los modos de juego, hay carrera rápida, modo torneo, en el que echamos cuatro carreras, y se suman los puntos de cada carrera, modo contrarreloj, y modo historia, en el que tenemos que ir superando retos, que son básicamente ganar carreras, o ganar una carrera y a la vez conseguir disparar varias veces a un contrincante concreto, por ejemplo.

El juego en sí está muy bien, pero no nos ha hecho babear, ni maravillarnos por su originalidad. Es entretenido sin más, y tiene varios detalles que podrían mejorarse sin demasiado esfuerzo.

Los gráficos por ejemplo, no están mal pero seguro que podrían estar mejor, lo dice mucha gente en los comentarios del juego. El interfaz de control no es nada intuitivo, hay veces que el típico tick verde para aceptar está abajo a la derecha, otras está abajo a la izquierda, es un mal detalle.

Pero lo que nos ha parecido bastante chungo es que si llevas un rato jugando sin tocar la pantalla, se oscurece, ya que el iPod entra en modo de ahorro de energía, de acuerdo con los ajustes que tengamos en él. Este detalle seguramente podremos solucionarlo aumentando el tiempo de espera del iPhone, pero es francamente sorprendente que hayan pasado esto por alto.

La música y los efectos están bien, pero la calidad de sonido no es buena. Probablemente con los auriculares no lo vayas a notar, pero nosotros hemos enchufado el iPod a un amplificador externo, y podemos decir que el sonido está codificado a baja calidad.

En definitiva, es un juego entretenido que no es especialmente original, y al que podrían mejorarse algunos detalles.