Análisis

Cargadores para el iPhone: guía de compras

El talón de Aquiles del iPhone es sin duda la batería. Y no es porque resulte particularmente escasa, sino porque el iPhone da tanto juego que se le dan muchas más horas de uso que a cualquier teléfono o portátil. Además, las cosas más interesantes son las que más batería consumen: conexión a internet, GPS, juegos…

Vamos, que el primer día ya te habrás dado cuenta de que los cargadores y cables USB van a formar parte de tu vida diaria, y probablemente necesites más «jugo» en viajes, etc.

Nuestros amigos de Piensa en Digital nos han proporcionado un auténtico ejército de instrumentos para cargar el iPhone en todo tipo de situaciones, así que hemos decidido analizarlos todos juntos.

En el coche

El iPhone en plena carga
El iPhone en plena carga

Si viajas mucho, será una necesidad primordial. La solución es bien sencilla, este cargador de mechero te sacará de cualquier apuro. Sencillo y barato.

El cargador enchufado
El cargador enchufado


Detalle del conector
Detalle del conector

En el trabajo, o en casa de un amigo

Salvo que trabajes desde casa (¡o no trabajes!), nosotros vemos muy claro que hay que tener, por lo menos, un cargador en casa y otro en el trabajo.

Cable Iluminatik
Cable Iluminatik

Lo más sencillo es tener un cable de sincronización extra, de forma que tengas, por ejemplo, el adaptador de corriente incluido con el iPhone (más el cable) en casa, y un cable USB (o un dock) en el trabajo. Depende de dónde esté el ordenador con el que sincronizas el iPhone.

El cable, abierto
El cable, abierto

En cualquier caso, un cable USB conectado a cualquier PC o Mac siempre te servirá para cargar el iPhone, aunque no lo uses para sincronizar. La solución más sencilla: este cable USB portátil, que apenas pesa ni ocupa espacio, y hasta se puede llevar colgado en el llavero.

El conector USB
El conector USB


El conector dock
El conector dock

Hemos de decir que los conectores, como se puede ver en las fotos, no tienen el acabado más profesional del mundo, pero funciona sin problemas. Suponemos que para reducir tamaño y peso (¡y trabajo!) el fabricante optó por dejar la circuitería semi-expuesta.

En mitad del desierto

Cargador Solar
Cargador Solar

Imagínate que estás perdido en mitad del desierto, y antes de morir de sed, decides que no puedes morir sin echar una última partida al Fuzzle. Desgraciadamente, es imposible jugar solamente una, así que necesitas poder cargar el iPhone. ¡No desesperes! La energía solar es tu salvación.

Cargador Solar
El cargador solar con todos sus conectores

Este precioso cargador solar viene con adaptadores para todo tipo de gadgets. Incorpora una batería de litio de 1000mAh, que se puede cargar mediante el sol (12 horas a pleno sol) y mediante USB (3-4 horas). Una vez cargada, te permite conectarla al iPhone para cargarlo con la electricidad almacenada.

Cargador Solar
Detalle: conector USB y parte trasera de aluminio


Cargador Solar
El cargador solar en funcionamiento

Si no vives en un sitio con mucho sol, no podrás sacarle todo el partido posible como cargador solar, ya que necesita muchas horas, y pleno sol. Pero siempre podrás usar este cargador como una batería externa, cargándola primero por USB.

No lo hemos podido probar en profundidad, ya que el desierto nos queda un poco lejos, pero tiene una pinta realmente estupenda.

Baterías externas

Batería externa
Batería externa cargando el iPhone

Si realmente quieres estar horas y horas enganchado al iPhone, la solución es una batería externa. Hemos probado estos dos modelos:

Batería externa
Batería externa

La idea es sencilla: te llevas contigo una de estas baterías, cargada en casa, y cuando sea necesario, la enchufas al iPhone.

La batería externa es pequeña y ligera. Almacena 1000mAh, tarda 2 horas en cargarse, y tiene un botón para comprobar el nivel de carga. Se carga mediante un cable dock, pero no es posible sincronizar enchufando el iPhone a la batería y ésta al ordenador.

Batería externa
El conector dock

La estación de batería extra, sin embargo, nos ha gustado menos. La capacidad de almacenamiento es brutal, 2200mAh, pero… ¿realmente vas a meter el iPhone dentro de ese armazón?

Estación de batería
Estación de batería


Estación de batería
Funda de silicona incluida. Ojo al texto 🙂


Estación de batería
El iPhone encajado en la estación


Estación de batería
Parte inferior, se puede apreciar el grosor considerable de la batería

¿Cuánta energía almacenan las baterías externas?

Para hacerse una idea del rendimiento que pueden dar estas baterías (y el cargador solar, que también lleva una), es importante saber que la batería interna del iPhone almacena 1400mAh.

Es decir, las baterías de 1000mAh tiene aproximadamente el 70% de capacidad que la del iPhone. También hay que tener en cuenta que la ciencia de las baterías nunca es exacta, así que las capacidades y tiempos de carga son muy variables.