Análisis

iTrip

iTrip

La emisora FM iTrip de Griffin es uno de los accesorios más buscados por los usuarios de iPod, ya que para muchos es la única forma de poder disfrutar del iPod en el coche. Y decimos buscados porque debido a las normas europeas, teóricamente no es legal el uso de emisoras FM personales. No es difícil encontrarlo en España (un poco caro, más de 50 euros) o en tiendas americanas (por unos $30, más gastos de envío).

El iTrip (al igual que el iTalk) viene elegantemente presentado en una caja que sigue el estilo de la del iPod, aunque sin llegar a sus niveles de sofisticación. Se incluye un CD de instalación, que contiene los mp3 que sirven como selección de frecuencias (más detalles a continuación).

La caja del iTrip

El iTrip está diseñado para respetar las formas y diseño del iPod, y se ajusta perfectamente a su parte superior, resultando el conjunto más equilibrado aún que el iTalk. Es compatible con todos los iPod dotados de conector para la base Dock. No admite el iPod mini, aunque existe un modelo específicamente diseñado para los mini. Existe también un modelo anterior para los iPod con conector Firewire (de hecho, el nuevo iTrip se llamó en un principio iTrip2).

iTrip e iPod

Instalación

Como comentábamos, es necesario "instalar" las frecuencias que queremos tener disponibles para el iTrip. Las frecuencias se instalan en forma de "canciones" en la lista de reproducción "iTrip stations" y a su vez son sincronizadas al iPod.

Cada frecuencia consiste en una secuencia de tonos que es reconocida por el iTrip. Para cambiar de frecuencia, es necesario reproducir el archivo adecuado, con el iTrip conectado, que empezará a parpadear. En ese momento debemos detener la reproducción, ya que al cabo de 5 segundos el aparatito ignora la selección realizada (mediante un pitido final en el archivo). Tranquilo, es (un poco) menos complicado de lo que parece…

Este sistema de configuración, aunque ingenioso (ya que permite la integración del iTrip en la interfaz de usuario del iPod) y completo (podemos elegir cualquier frecuencia del espectro FM), presenta algunos problemas:

  • Resulta imposible (o muy peligroso) cambiar de frecuencia mientras se conduce.
  • Las secuencias de tonos quedan almacenadas tanto en el iPod como en iTunes (o Music Match), con lo cual aparecen al escuchar música en modo aleatorio.
  • El proceso de selección de emisoras resulta más complicado de lo que nos gustaría.

Recomendaciones de configuración

Con un poco de paciencia y algunos trucos, podemos mejorar la configuración por defecto del iTrip. El primer paso es descargar de la web de Griffin las frecuencias europeas y las de "otras" partes del mundo, ya que la selección de frecuencias americanas incluida en el CD solamente incluye las frecuencias impares. De las "otras" frecuencias nos interesan solamente las comprendidas entre el 87.0 y el 88.0 (la mayoría de receptores en España comienzan en el 87.5). De esta forma, dispondremos de un amplio abanico de posibilidades en las frecuencias más bajas, que aunque teóricamente ofrecen un poco menos de calidad que el centro del espectro, también es mucho menos probable encontrar radios emitiendo en las mismas. Por eso mismo, recomendamos transferir al iPod solamente las frecuencias del 87 al 89 y del 107 al 108.

Para solucionar el problema de la reproducción aleatoria, lo más práctico es crear una lista de reproducción inteligente que contenga todas las canciones de nuestra biblioteca excepto las del álbum "iTrip". Esa será la lista que usemos cuando queramos escuchar en modo "shuffle" en el coche. Ya puestos, a mucha gente le resultará útil aprovechar para excluir otras canciones, ya sea por estilos, años, puntuación, etc.

El iTrip en acción

En uso

Resulta fundamental seleccionar una frecuencia que no esté en uso por ninguna emisora de radio. Olvídate de las fantasías que circulan por la red acerca de "silenciar" emisoras ajenas… Ante la más mínima "competencia", nuestro iTalk es incapaz de dominar el espectro radiofónico.

Para evitar las interferencias resulta muy útil bajar o quitar la antena externa de nuestro coche.

En nuestra experiencia (varios miles de kilómetros de gira con Stormy Mondays por España, Francia e Italia), no es especialmente difícil encontrar una banda relativamente libre de interferencias para un viaje largo en autopista (y esto antes de conseguir las frecuencias extra de la web de Griffin). Al entrar en ciudades o pasar cerca de ellas se puede hacer necesario apagar la radio o (si tienes copiloto) cambiar de frecuencia. ¡No lo intentes mientras conduces!

El siguiente paso es buscar la forma de colocar el iPod lo más cerca posible de nuestra radio, para facilitarle el trabajo. Existen varios accesorios para montar el iPod en el coche, que comentaremos próximamente. También hemos tenido éxito usando diversas fundas y enganchándolas a ceniceros o portavasos.

El iTrip con soporte para coche Arkon

Si todo va bien, ¡por fin estaremos disfrutando de nuestra biblioteca musical en el coche!

Es importante usar un volumen adecuado para el iTrip. Si es muy bajo, el ruido de fondo será demasiado prominente. Si es muy alto, la recepción aparecerá distorsionada. En los iPods europeos el punto ideal suele estar entre el 80 y el 100% de volumen, dependiendo de cada canción.

Calidad de sonido

Evidentemente, el iTrip no puede competir en calidad con algo tan simple como es un cable y una entrada de línea. La emisión FM tiene un rango dinámico y de frecuencias limitado, y menos separación estéreo. A esto hay que añadir las interferencias, ruido, etc. Ni siquiera en condiciones ideales nuestro iTrip sonará tan bien como una emisora comercial.

Sin embargo, en nuestros viajes hemos encontrado que la calidad de sonido es más que aceptable… Es como sintonizar una radio con tu música favorita: se perdonan las pequeñas interferencias.

Conclusión

En nuestra opinión, y a pesar de los puntos negativos, es un accesorio imprescindible para cualquiera que quiera escuchar el iPod en el coche y no tenga entrada de línea.

Nos gusta:

  • El concepto y el diseño
  • La sencillez de uso
  • No necesita baterías
  • El precio

No nos gusta:

  • La calidad de sonido/dificultad en evitar interferencias
  • La forma de seleccionar las frecuencias

Comprar (nueva versión con pantalla)